El fin de ganar elecciones justifica los medios para unir a archienemigos políticos en RD - Opinión Juvenil
🔊

Tendencias

Anuncio parte Superior 728x90

jueves, 27 de abril de 2023

El fin de ganar elecciones justifica los medios para unir a archienemigos políticos en RD

 El fin de ganar elecciones justifica los medios para unir a archienemigos políticos en RD

A propósito de que el expresidente Hipólito Mejía afirmó que en política se vale todo y que no descarta una eventual alianza entre los partidos Revolucionario Moderno y de la Liberación Dominicana, las concertaciones políticas-electorales más improbables se han producido en el país.

Se han dado pactos entre oficialismo y oposición, la unión de archienemigos políticos, acercamientos electorales de rivales por décadas y generaciones, entre conspiradores y gobernantes, rupturas de aliados que parecían siameses y todo esto, movido por el único interés de ganar elecciones.

A propósito de que el aspirante a la nominación presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, Abel Martínez, dijo que jamás pactaría con el gobernante Partido Revolucionario Moderno, coyunturas históricas han unido a la organización que lo postula con rivales más antagónicos y de mayor peso político.

LA UNIÓN DE BOSCH Y BALAGUER. El Frente Patriótico de 1996 demostró que nada es imposible en la política dominicana.

Los archienemigos políticos de la era democrática Juan Bosch y Joaquín Balaguer se unieron 36 años después de instaurada la democracia, en las elecciones de 1996, y tras ser rivales políticos de toda la vida.

Unió al oficialismo, el Partido Reformista social Cristiano, con la oposición que encarnaba el Partido de la Liberación Dominicana. A los conservadores y liberales.

Llevar a Leonel Fernández a la presidencia de la República e impedir el triunfo de José francisco Peña Gómez y el PRD, en el 1996, hizo posible que Balaguer y Bosch compartieran la tarima instalada en la intersección de las avenidas Máximo Gómez y 27 Febrero, DN, y levantaran la mano a la candidatura de Leonel Fernández, quien terminó ganando las elecciones.

Nunca más volvieron a pactar Bosch y Balaguer.

EL JUNTE DE LOS VINCHOS Y LOS HIJOS DE JORGE BLANCO, PEÑA GÓMEZ Y HATUEY. Si hay alguien que supo llevar la rivalidad política prácticamente a lo personal, ese es Marino Vinicio Castillo y sus descendientes contra los candidatos presidenciales postulados por el PRD, hoy PRM y en especial, contra los fenecidos Salvador Jorge Blanco, José Francisco Peña Gómez y Hatuey De Camps.

Sin embargo, en las elecciones del 2020 surgió la Gran Coalición por el Cambio que permitió a 12 partidos de oposición concertar una boleta en el Congreso y los ayuntamientos, en un pacto que junto a Vincho Castillo y sus hijos Pelegrín y Vinicio Castillo Semán porla Fuerza Nacional Progresista, con la descendencia del expresidente Jorge Blanco: Orlando Jorge Mera y su hijo Orlado Jorge Villegas (PRM); también con los descendientes de Peña Gómez: Tony (PRM) y José Francisco Peña Guaba, presidente del Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS).

Ese escenario también propició el encuentro con Luis Miguel  De Camps, presidente del Partido Revolucionario Socialdemócrata, hijo del expresindente del PRD, Hatuey De Camps.

Vincho Castilo fue el auspiciador del denominado “Fallo Histórico”, en las elecciones del 1978, ganada por Antonio Guzmán Fernández y el PRD. La salida a la crisis postelectoral y para Joaquín Balaguer reconocer su derrota, fue entregar al PRSC cuatro senadores (La Altagracia, El Seibo, María Trinidad Sánchez y Bahoruco), que le permitió el control del Senado, que para la época designaba los jueces del Poder Judicial.

Tras el ascenso de Balaguer al poder en el 1986, Vincho Castillo inició con una persecución de exfuncionarios del Gobierno del PRD que dio al traste con una condena por corrupción contra el expresidente Salvador Jorge Blanco, mientras otros dirigentes tuvieron que salir del país.

Para las elecciones de 1994 y 1996, la familia Castillo emprendió una campaña racista contra el líder y candidato presidencial del PRD, acusándolo de haitiano y de estar vinculado a sectores del narcotráfico, que en cierto modo incidió para que no llegara al poder.

También acusó a Hatuey De Camps de estar vinculado a sectores del narcotráfico, cosas que nunca pudo probar.

LOS VINCHO Y SU COQUETEO CON EL PRM. La familia Castillo valora algunas medidas tomadas por el Gobierno de Abinader, como es el “Pacto por Haití”, la construcción del muro en la frontera RD-Haití y otras disposiciones.

Reaccionó en total desacuerdo y con ataques frontales contra una eventual alianza opositora que una a la FP con el PLD, tras entender que es pactar con la corrupción.

Muchos han entendido que se vislumbra un alejamiento de Leonel Fernández, su aliado desde el 1996, y se propicia un acercamiento con el PRM.

PEÑA GUABA-PLD Y LEONEL. José Francisco Peña Guaba, hijo mayor de Peña Gómez, sorprendió al pactar desde las elecciones del 2000 con el PLD, la organización que cuatro años atrás, prácticamente le arrebató el triunfo a su padre.

Desde esa época, el presidente del BIS comulga con el PLD, entidad de la que se separó en las elecciones del 2020 por seguir fiel aliado a Leonel Fernández, quien fundó la Fuerza del Pueblo.

WESSIN Y BALAGUER. La noche del 30 de junio de 1971, gran parte del país fue testigo de un acontecimiento sin precedentes en la historia dominicana, pues el entonces presidente Joaquín Balaguer, hablando por una cadena de radio y televisión, y acompañado de la alta oficialidad de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, acusó al Elías Wessin y Wessin de dirigir un conspiración para derrocar su gobierno

El exgeneral Wessin y Wesin fue parte del golpe de estado a Juan Bosch, en el 1962, y se destacó en la revolución de abril del 1965 luchando contra los que dendían la constitucionalidad y el retorno de Bosch al poder.

Fue sacado del país y llevado a Miami designado cónsul general de la Republica Dominicana, pues noviembre de 1967 se habló de que él era parte de una conjura militar contra el presidente Balaguer, al que año después criticó agriamente y exigió su retorno a RD para dedicarse a la política partidarista, pero sin romper sus vínculos con sus compañeros de armas.

En el 1969 la JCE, le reconoce el Partido Quisqueyano Demócrata y participó en las elecciones de 1970, logrando 13% de los votos.

El 30 de junio de 1971, públicamente en el Palacio Nacional y frente a las cámaras de televisión, Balaguer acusó a Wessin de ser “un conspirador impenitente y vulgar ambicioso”.

La respuesta del exgeneral fue “Que ni era asesino, ni ladrón”.

21 oficiales de las Fuerzas Armadas decidieron el exilio de Wessin a España, como pena. Luego de este suceso y de ser unos de los grandes opositores a Balaguer, Wessin fue aliado su aliado político en las elecciones de 1986, 1990 y 1994, lo que le permitió ocupar varias funciones, entre ellas: secretario de Interior y Policía, y posteriormente jefe de las Fuerzas Armadas.

ALIANZA PLD-PRD. Estas organizaciones antagónicas desde el mismo momento en que Juan Bosch abandonó el PRD y se llevó un puñado de dirigentes para fundar el PLD en el 1973.

Para las elecciones de l990, Bosch era el preferido de las encuestas y habría rechazo una intención de respaldo que le daría Peña Gómez, tras la división del PRD y Jacobo Majluta.

Desde el 1996 el PLD el PRD rivalizaron los torneos electorales hasta el 2012. El PLD ganó las elecciones de 1996, 2004, 2006, 2008, 2010 y 2012, todas contra los perredeistas.

Mientras que el PRD triunfó en los comicios del 1998, 2002 y 2004, contra el PLD.

Pero en la contienda del 2016, 43 años después, el PRD, dividido y liderado por Miguel Vargas Maldonado se alió al PLD y respaldó la reelección presidencial de Danilo Medina. Desde esa fecha son los mejores aliados y  concurrieron juntos a los comicios del 2020 y se proyecta continuarían en el 2024.


NDIGITAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anuncio parte Inferior 728x90

Páginas